SER VIOLENTO: UNA CONSTANTE EN EL FÚTBOL ARGENTINO

Sebastián Villa, un jugador se fútbol denunciado por violencia de género y con el apoyo de multitudes, sobre todo por el club que representa: Boca Juniors.

Por: Florencia González

Hace semanas que se habla de Sebastián Villa, jugador de Boca Juniors, denunciado por violencia de género y avalado por el club que representa. Jugó todos los partidos luego de la denuncia, por eso los cuestionamientos son varios ¿Cuándo se deja de encubrir a los violentos? ¿Cómo se hace para pasar por alto algo que no pasa en la cancha, pero es parte de la vida de una figura pública e ídolo de multitudes?

 

Golpes, abuso sexual, amenazas, chats. Parece que nada importara porque no se puede separar la «figura» idolatrada por los y las hinchas de un hombre violento. Y es que, muchos dicen «lo que hace en la cancha, no tiene nada que ver con su vida privada».

Está normalizado por un gran sector que la vida privada de los deportistas, en este caso – futbolistas-, es «un tema aparte de lo deportivo». Que para nada  incumbe en el desarrollo como jugador. Como sucedía –  y sucede –  cuando el tema de conversación es «El 10» con Diego Armando Maradona, aquel que ‘regó de gloria este suelo’, pero  que su imagen fuera de la cancha, deja mucho que desear con varias acusaciones y denuncias.

También está naturalizado que los varones pueden hacer lo que quieran, total no pasa nada.

Tal es el caso de Eduardo «Toto» Salvio, otro claro ejemplo. Por más que haya una denuncia por parte de  su ex pareja, él sigue trabajando y celebrando un campeonato local.

El área de Inclusión e Igualdad de Boca Juniors manifestó a través de Adriana Bravo, lo siguiente:

«Ante los hechos de público conocimiento que involucran al jugador de nuestra institución Sebastián Villa queremos informar que el Club Atlético Boca Juniors ha suministrado a la justicia toda la documentación solicitada vía oficio judicial para colaborar con el avance y esclarecimiento de la causa”.

“El Departamento de Inclusión e Igualdad cuenta con un equipo interdisciplinario, creado en el marco del Protocolo de Actuación en Casos de Violencia en Razón de Género, Identidad de Género u Orientación Sexual, a disposición de la denunciante para su acompañamiento y asesoramiento. Mediante la labor que ejercemos a diario buscamos erradicar estas conductas y seremos consecuentes con ello”. 

Luego añadió en el mismo comunicado:

“Consideramos fundamental brindar nuevamente esta información de manera pública en pos de velar por la seriedad y el compromiso institucional que asumimos al ampliar y crear nuevas herramientas que nos permitan avances en materia de género e igualdad”.

Es decadente que se laven las manos bajo esa postura. También, que una mujer decida seguir en complicidad prometiendo «seriedad» y «compromiso institucional». Cuando lejos están de ello.

Ni siquiera Juan Román Riquelme, vicepresidente de Boca,  pudo «salvar» al jugador de la institución de La Ribera. Porque para él es «un gran jugador» y «lo otro es un tema que no es de fútbol». Así lo definen. Así lo defienden. Así se sigue encubriendo a los violentos en el fútbol argentino.

florenciagonzalezanalia@gmail.com // generodeporteycomunicacion@gmail.com

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.