HABLEMOS DE ELLAS: “LOS APRENDIZAJES DE TOKIO 2020”

Por: Mary Rosado

Después de 5 largos años de espera por fin dieron inicio los Juegos Olímpicos de Tokio, poco más de dos semanas donde el deporte llega a su máximo nivel y pone a prueba hasta los pronósticos más cerrados. Como atleta o como espectadores desde nuestros hogares, no cabe duda que esta justa deportiva nos deja grandes enseñanzas y con apenas unos cuantos días de actividad estas son algunas de las que nos ha dejado Tokio 2020 +1.

Varones y mujeres por igual. En Tokio no se logró la igualdad en el porcentaje de atletas participantes, pero sí se marcó un precedente al tener a un hombre y una mujer como abanderados en la mayoría de los países durante el desfile de delegaciones. Rommel Pacheco y Gaby López llevaron con orgullo la bandera de México en un hecho que para siempre será recordado.

Por cierto, la madrugada del pasado sábado (tiempo de la Ciudad de México) se logró la primera medalla para el país en estos Juegos Olímpicos. Se trató de la de bronce obtenida por Alejandra Valencia y Luis Álvarez en tiro con arco modalidad mixta. Esta es la primera presea que logra México en una categoría mixta y  qué mejor manera para entender que los hombres y mujeres merecen la misma importancia en el deporte.

Confía en ti, siempre. En Río 2016 una muy joven Alexa Moreno sufrió toda serie de comentarios, críticas y burlas por su físico más que por su rendimiento. Con el paso de los años esta talentosa gimnasta mexicana nos ha demostrado que lo que de verdad importa es lo que pensamos de nosotros mismos, no lo que piensan los demás. Esta semana Alexa logró su clasificación a la final de salto de caballo en la gimnasia artística, siendo la segunda mexicana en lograrlo en los Juegos Olímpicos.

Juventud con experiencia. Si hay un deporte que le ha dado medallas olímpicas a México son los clavados, en sus diferentes modalidades. El pasado martes Alejandra Orozco y Gabriela Agundez lograron bronce en clavados sincronizados desde la plataforma de 10 metros en una reñida final. Además, Alejandra, con 24 años de edad, logró su segundo metal olímpico tras el conseguido con apenas 15 años en Londres 2012, en esta misma prueba, junto a la experimentada Paola Espinosa.

Del cielo al infierno en un paso. Desde el comienzo de Tokio 2020 la selección mexicana de softbol causó reacciones encontradas. Por primera vez nuestro país lograba representación en esta disciplina, pero el equipo estaba conformado por jugadoras radicadas en Estados Unidos que al tener padres mexicanos les daba la doble nacionalidad y posibilidad de representarnos.

Partido tras partido fueron creciendo las expectativas y nivel de este equipo, a la par que crecía el apoyo por su desempeño y las críticas de quienes consideraban que no debían ser parte de la selección. Finalmente llegaron hasta un cerrado partido contra Canadá donde no pudieron quedarse con el bronce, sin embargo, la gran actuación que tuvieron las posicionó como una de las más gratas sorpresas de esta edición.

Pero bien dicen que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones, en este caso, de bolsas con uniformes. Este jueves las seleccionadas de box publicaron que el equipo de softbol había desechado parte de los uniformes de delegación que les fueron otorgados. Chamarras, tenis, playeras de entrenamiento y casacas son algunas de las prendas que estaban en bolsas de plástico en la Villa Olímpica.

Esta noticia ha desatado uno de los sucesos más polémicos que ha vivido México en unos Juegos Olímpicos, que traerá grandes consecuencias por parte del Comité Olímpico Mexicano y la propia federación de este deporte. Independientemente del motivo que generó esto o del valor que cada atleta le dé a sus uniformes, lo que realmente lamento y me parece penoso es que esta acción viniera de atletas mujeres.

Las mujeres en México, como en muchos otros países, deben de esforzarse hasta el doble o triple para poder tener apoyos o recursos ya sea en el deporte o en otros sectores. Apenas se dio a conocer la noticia todos los medios de comunicación replicaron la información y por la indignación que provocó, se ha compartido de una manera impresionante. Porque las malas noticias siempre vuelan.

Destacar o tener la posibilidad de cumplir tus sueños no es tan accesible para la mayor parte de nuestra población, muchas deportistas costean sus entrenamientos, viajes, uniformes, torneos, equipo multidisciplinario, sin grandes reflectores que cubran sus competencias. Ojalá se empiece a hablar más de ellas y de esas historias que realmente necesitamos y debemos contar.

generodeporteycomunicacion@gmail.com//latribunaesnuestra@gmail.com

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *