Rosario Central fortalece el fútbol femenino

Rosario Central continúa ocupándose del fortalecimiento del fútbol femenino. Desde el 2019, año que se logró que el Club tenga una plaza en el primer torneo semiprofesional del país, se viene trabajando en la idea de sumar mujeres en los distintos espacios de trabajo de la disciplina. Conocé quienes integran el cuerpo técnico, médico y la directiva de la Primera División AFA

Hoy, la Primera División AFA, cuenta con mayoría femenina en toda su conformación. El cuerpo técnico está integrado por la DT, Roxana Vallejos y la preparadora física, Yanet Rodríguez. Por su parte, el cuerpo médico cuenta con Sofía Sadanioski, médica del plantel; Caren Camillozzi, kinesióloga; Ivana Bonetto, nutricionista y Sofía Serra, psicóloga. Carla Facchiano, vocal titular de la Comisión Directiva es, además, la responsable política del fútbol femenino del Club.

– ¿Qué importante les parece que el mayor porcentaje del cuerpo técnico y médico sea ocupado por mujeres?

Roxana Vallejos: «Considero que es una parte fundamental para el crecimiento de nuestro equipo y de la mujer en el fútbol. Poder conquistar estos lugares y empoderarnos es muy valioso para nosotras. Son espacios que tenemos que generar. Desde mi llegada a Central, en el 2019, comenzamos a trabajar en incluir al proyecto mujeres sumamente capacitadas para que puedan hacerse cargo de todas las áreas. Trabajamos desde la comprensión y el conocimiento. Nos sentimos identificadas, somos ordenadas y apasionadas, pero sobretodo capaces de lograr lo que nos proponemos. Tener experiencia es lo que nos va a fortalecer y mantener en el tiempo con nuestras tareas para que nunca más nos digan que no podemos o que no sabemos. Poder conformar un cuerpo técnico con mayor presencia femenina para mí es un logro muy valioso.»

– ¿Cómo fue su camino para llegar a trabajar en el ambiente del fútbol?

 Sofía Sadanioski:«Desde chica que jugaba, pero vivía en un pueblo chico en donde no existían escuelitas de fútbol femenino. Más adelante me mudé de ciudad, me alejé del deporte y comencé a estudiar medicina. En la facultad había un equipo de futsal y decidí jugar. Pero siempre lo tuve como un hobbie. Lo mío era la medicina y honestamente nunca me imaginé que se podía llegar a trabajar en el fútbol siendo médica. Siempre tuve como referentes a médicos hombres en el fútbol tanto masculino como femenino. Entonces nunca me planteé eldesempeñar este tipo de actividad.Pero un día se alinearon los planetas y me ofrecieron el trabajo de médica en el equipo de fútbol femenino del Club. Acepté desde un primer momento, se juntaron las dos cosas que más me gustan. Ejercer la medicina y estar en contacto nuevamente con el fútbol. El poder trabajar acá es un lujo.»

– ¿Les costó llegar donde están hoy?

Yanet Rodríguez: «No fue nada fácil la verdad. Primero lo sufrí como espectadora, luego ya ingresada en la carrera de Educación Física. Siempre tenía una opinión futbolística limitada por ser mujer. Era poco creíble que hablásemos de este deporte. Y una se limitaba y hasta se creía lo que decían. La cultura patriarcal se encargó de hacernos sentir y pensar estas cuestiones. Al ingresar en nuestra institución tuve que corromper muchas creencias que tenía muy naturalizadas. Es al día de hoy que me cuesta, pero trabajo diariamente en esto. Poco a poco voy creciendo, creo en mi capacidad y la pasión por lo que hago me mueve día a día a ser mejor.»

– ¿Qué mensaje les darían a aquellas mujeres que quieren dedicarse al fútbol en el área en la que trabajan?

– Sofía Serra: «Les pediría paciencia, es un trabajo de desarmar viejas estructuras todos los días. Estructuras que una en primera persona también carga, por lo que es necesario también revisar prácticas y espacios que ocupamos. También creo importante hacer uso del ejercicio de la solidaridad para con aquellas personas que se les está haciendo difícil instalarse en un espacio de trabajo en el fútbol. Les advertiría que es un camino arduo y costoso, en el que hay momentos que se hace muy cuesta arriba, pero después con pequeños logros y victorias se hace mucho más satisfactorio. No bajen los brazos, insistan y luchen por esos espacios que históricamente fueron ocupados por varones. Todo está cambiando y cada vez son más las posibilidades que aparecen,así que les deseo mucha fuerza para luchar.»

– ¿Cómo ven la labor que está haciendo el Club en cuanto a la posibilidad de darles estos espacios de trabajo a mujeres?

Ivana Bonetto: «Me parece una buena iniciativa del Club la de dar estos lugares de trabajo dentro del fútbol. La verdad que es la primera vez que siento tan valorada mi profesión. Central es un club que le da mucha importancia al área de Nutrición, somos variasnutricionistas trabajando en el fútbol en las distintas categorías y me encanta. Las y los nutricionistas siempre luchamos para que nuestra profesión sea incluida en los distintos ámbitos y estar en un lugar donde nos reconozcan y nos valoren no se compara con nada.»

– ¿Y cómo ven también la inclusión de mujeres en el fútbol femenino en general?

Caren Camillozzi: «El avance es gigante, pero una no es conformista. Se logró muchísimo, pero queda mucho por hacer también. Creo que vamos por un muy buen camino. Luchamos todos los días para que el fútbol femenino sea tan importante en la sociedad como el masculino. Argentina tiene mucho potencial y talento. Nuestra generación y las anteriores son la primera fila de ataque en una guerra. Han caído varias, pero las que quedamos seguimos luchando por aquellas que vienen detrás.»

– La responsable política de Rosario Central cerró la entrevista contando cómo viene este proyecto del Club con el Fútbol Feminino.

Carla Facchiano: «Rosario Central tiene este compromiso, pero lo tiene porque hay mujeres que se ocupan. En la comisión directiva hay mujeres en toma de decisiones. Somos nosotras quienes potenciamos las cosas que no son vistas. La institución está apoyando considerablemente esta política de inclusión e igualdad. Falta un montón, pero se están logrando muchos derechos y los derechos que se ganan no se pierden más.Estoy orgullosa de formar parte de todo este proceso, de tener compañeras que acompañan y colaboran con este crecimiento. Estamos convencidas que el lugar que ocupamos es en el que deseamos estar. Por eso la primera bandera que levanto es que el fútbol femenino esté a cargo de mujeres. Desde el primer momento pensamos que la DT de la Primera División tenía que ser mujer. Buscamos experiencia y compromiso, por eso hoy es un orgullo que Roxana Vallejos esté al mando de esto. Sin dejar de nombrar a Rosana Gómez que, en la invisibilidad, hizo un gran trabajo. Tres veces campeona de la Liga Rosarina y subcampeona en la Copa Santa Fe femenina. Todos estos resultados se vieron vislumbrados en el 2019, cuando Rosario Central ingresó como único equipo del interior del país en la Primera División de AFA. Fue casi la base de ese equipo la que peleó el primer torneo semi-profesional de Argentina. Hoy seguimos sosteniendo la importancia que las distintas áreas estén conformadas por mujeres. Actualmente tenemos una DT mujer, una preparadora física, una médica, una kinesióloga, una psicóloga y una nutricionista. La responsable de prensa de fútbol femenino también es mujer. Contamos con una DT en la Reserva femenina y se están fortaleciendo las divisiones inferiores. Somos un gran grupo de trabajo detrás de todo este proceso de crecimiento. Lo importante es construir estos espacios, no luchar contra el hombre. Es que nos den el lugar que tantas veces nos negaron. Y Rosario Central en ese sentido es emblema y pionero».

Fuente: www.rosariocentral.com

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *