EXPULSARON A DOS ENTRENADORES DE JUVENILES POR ACOSO EN ARGENTINO DE QUILMES

Dos entrenadores de las inferiores de fútbol femenino del Club Atlético Argentino de Quilmes, que juega en la Primera B Metropolitana, fueron denunciados por acoso por jugadoras juveniles. Las autoridades del club expulsaron a los técnicos, les prohibieron el ingreso y acompañaron a las jugadoras a hacer la denuncia.

Se trata de Omar y Diego Giménez, padre e hijo, entrenadores de las ligas sub-16 y sub-14. El acoso se habría efectuado a través de mensajes de texto, en los cuales los denunciados les habrían pedido a las jugadoras fotos y videos.

«Hemos realizado las acciones correspondientes, acompañando a las damnificadas a realizar la denuncia correspondiente y nos pusimos a disposición de las familias para afrontar este duro momento», compartió el club en su cuenta de Twitter.

Las autoridades de Argentino de Quilmes expulsaron a Omar y Diego Giménez y les prohibieron la entrada al club.

«Nos chocamos con una circunstancia que no esperábamos, pero estamos a la par de nuestras jugadoras para lo que necesiten. Seguiremos trabajando, creciendo, aprendiendo y mejorando por y para nuestro fútbol femenino», concluye el comunicado.

El presidente de Argentino de Quilmes, Hernán Romero, contó que se enteraron la semana pasada cuando una de las jugadoras dijo haber recibido mensajes “inapropiados”.

“El jueves por la noche una chica junto a otras les avisaron al coordinador de fútbol femenino que estaban recibiendo algunos mensajes inapropiados por parte de estas dos personas y que no sabían qué hacer”, dijo Romero en diálogo con TN. “El coordinador me dijo que había que hablar con los padres, que a estos tipos había que denunciarlos y ponernos a disposición”, agregó.

El viernes, el coordinador de fútbol femenino e intendente del club acompañó a una de las jugadoras a hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

“Nos dijeron que nos teníamos que presentar en la Fiscalía número 5 de Quilmes. Nos ponemos a disposición de la Justicia para que se llegue a fondo, más allá de estar las 24 horas con la familia”, dijo el presidente del club.

Según contaron las autoridades, los entrenadores, de 56 y 30 años, llevaban tres meses en el club y habían sido contratados por su perfil “humanitario, de asistencia social” ya que trabajaban en Villa del Monte haciendo trabajo social.

“Trajeron un proyecto que nos pareció muy lindo e interesante para sacar a los pibes de la calle. Nunca pensamos que podía ocurrir esta aberración”, contó el presidente, quien agregó que desde que hicieron la denuncia nunca más les contestaron el teléfono. “Están desaparecidos desde el viernes que efectuamos la denuncia”, concluyó.

Fuente: Página 12

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *