Estefanía Figueroa: “Hay recursos, pero falta voluntad”.

Por: Florencia González// florenciagonzalezanalia@gmail.com generodeporteycomunicacion@gmail.com

 

Estefanía es una fisioterapeuta  ecuatoriana y dará una charla sobre preparación física y ciclo menstrual para la ONG Girls United.

 

¿Qué observas que hace falta en el deporte femenino en particular?

En mi campo, hace falta investigación. Los conocimientos que se tienen en relación al funcionamiento del cuerpo de la mujer en relación a la actividad física y el deporte no son suficientes.

En Argentina son pocos los clubes de fútbol femenino que cuentan con kinesiologos, como profesional ¿qué opinas al respecto?

Lo mismo pasa en Ecuador, y la verdad lo veo desde dos perspectivas. Por un lado está la falta de reconocimiento de nuestra profesión como esencial en diversos campos en los que nos desenvolvemos. Por otro lado, sin ser este mi campo, siento que no se asignan los recursos suficientes para el desarrollo del fútbol femenino y eso implica el <<invertir en lo esencial>>. Si juntamos este último aspecto al primero que mencioné, el resultado es que en la perspectiva de los llamados a proveer lo necesario para las deportistas, no es importante contar con un fisioterapeuta/kinesiólogo. Entonces pienso que hay un desconocimiento de las necesidades de las deportistas y también de los roles que cada profesional cumple y que sin duda son parte fundamental del éxito deportivo.

¿Cuál es tu lema a la hora de trabajar?

Mi lema a la hora de trabajar es dar lo mejor de mí para la persona o el/la deportista que requiere mi servicio. Esto implica un proceso previo mucho más grande y complejo que tiene que ver con: formación continua, actualización en conocimientos, perfeccionamiento de destrezas y conocimiento de sus necesidades particulares para poder individualizar la intervención y además lograr que sea efectiva.

¿Tenés alguna anécdota de una jugadora y/o paciente que te dejó marcada?

Sí claro, la voy a contar a modo general porque creo que pasa mucho, sin embargo a mí en lo personal me mueve cosas. Que un deportista se acerque a mí y en confidencia me diga que tiene molestias pero que no quiere parar y que por favor le ayude pero no le diga a nadie. Las razones son diversas, lo que a mí me mueve es la presión que puede llegar a tener un deportista para rendir, muchas veces a costa de su salud, no sólo física sino mental; y esto es algo que muchas veces tampoco se considera como importante.

¿Cómo ves la situación de la falta de recursos médicos en la región para el desarrollo de las disciplinas Deportivas en el Femenino?

Yo creo que es algo muy preocupante, lo digo como profesional en el área de la salud y como mujer. Como profesional de la salud porque considero que si hay algo que se debe priorizar es la salud de los/las deportistas, no hay excusas. Como mujer porque el mensaje que nos envían es que debemos esperar o lo que es peor, que debemos ganárnoslo; como si no fuera suficiente que en todos los ámbitos tengamos que demostrar por qué estamos ahí. Ingresando a un ámbito que no es de mi competencia, diría que sí hay recursos pero falta voluntad.

El ciclo menstrual en las mujeres deportistas es un tema tabú…

Totalmente, y lo entiendo porque socialmente también lo es. Es tan tabú que me atrevería a decir que en la mayoría de los casos, ni siquiera lo hablamos entre mujeres. Sin embargo ya es momento de liberarnos y hablar abiertamente del tema, hombres y mujeres. En un equipo femenino el cuerpo técnico es mixto y todavía se espera que la menstruación la hablemos entre mujeres, eso no puede ser así. Al normalizar los temas tabú vamos derrumbando prejuicios que nos hacen daño, y en torno a la menstruación hay muchos. El que, a mi forma de ver, hace más daño es aquel en el que se cree que sólo nuestros procesos fisiológicos están dirigidos por hormonas, pero no es así. Los procesos fisiológicos de todas y todos están regulados por el sistema nervioso central y el sistema endocrino (hormonas); esto produce cambios celulares, orgánicos, sistémicos fundamentales para nuestras funciones vitales; pero también afectivos, emocionales y psicosociales. En relación a estos últimos, no está bien que se siga perpetuando el prejuicio de que <<no podemos controlarnos>> o que <<hay que entendernos>>, como cualquier ser humano, tenemos altos y bajos y debemos evitar deslegitimar lo que lxs demás sienten.

ts

2 comentarios en «Estefanía Figueroa: “Hay recursos, pero falta voluntad”.»

  • el agosto 11, 2020 a las 4:47 pm
    Enlace permanente

    Thank you for your entire effort on this site. My mom enjoys conducting internet research and it’s really obvious why. My spouse and i know all of the lively medium you deliver great ideas on the blog and improve contribution from visitors on that subject while our favorite simple princess is understanding a lot. Have fun with the remaining portion of the new year. You’re doing a pretty cool job.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *