Hablemos de Ellas: “Duelo de titanes”

Por: Mary Rosado

Hace unas semanas les escribía sobre las Semifinales de la liga mexicana de fútbol femenil y los equipos que buscaban coronarse en el torneo actual, pues bien, una vez más la final fue protagonizada por Tigres Femenil y Rayadas de Monterrey. ¡Tercera vez consecutiva!

La primera vez que estos planteles se toparon en la final fue a mediados de 2018, en aquella ocasión fue necesaria la tanda de penaltis para que las Tigres se coronaran campeonas de México. Exactamente un año después en el 2019 se enfrentaron por segunda ocasión en una final y nuevamente Tigres levantó la copa.

Pero bien dicen que `no hay fecha que no llegue ni plazo que no se venza`, a finales del 2019 se repetiría la final entre ambos equipos y en esa ocasión fueron las de Monterrey quienes salieron triunfadoras para ganar su primer campeonato de la liga mexicana femenil, en la tercera final que disputaban.

El 2020 comenzó de forma prometedora para los equipos que reinan el fútbol femenil en México, sin embargo, por la Pandemia que azota el mundo entero el primer torneo del año tuvo que ser cancelado sin coronar a ningún equipo. En agosto se anunció el regreso de los campeonatos con el torneo denominado «Guard1anes 2020» que desde las primeras fechas mostró que en Tigres femenil estaban decididas a llegar a otra final, como lo han hecho de manera consecutiva desde el 2018.

No hubo sorpresas en las Semifinales. Tigres femenil y Monterrey llegaron a la cuarta final entre ambos equipos. En el partido de ida las felinas sacaron ventaja de apenas 1-0 y el pasado lunes por la noche se disputó la final de vuelta, donde por 90 minutos nos han regalado una final soñada por la calidad, el nivel y la entrega de todas las futbolistas.

Tigres nunca fue para atrás y por más que disparó a la portería rival no lograron concretar sus goles, por el otro lado, las Rayadas supieron aguantar y no desanimarse a pesar de los minutos que jugaban en su contra en la búsqueda de solamente un gol que les permitiera por lo menos, llegar a la ronda de penaltis. Y con el drama a su máxima potencia ese gol llegó en el minuto 93.

De nueva cuenta la campeona se definiría desde la marca de los 12 pasos, algunas con una fortaleza que se envidia y otras con los nervios que la ocasión generaba fue con una atajada de Ofelia Solís, la guardameta felina, que Tigres alcanzó su tercer campeonato de la liga femenil.

¡Vaya clásico!, no hay duda que nuestro fútbol femenil está evolucionando y cada vez más nos regala partidos como el del pasado lunes, demostrándose que aún con los obstáculos y dificultades que atraviesan, las futbolistas de nuestra liga son profesionales al momento de estar en una cancha. Como alguna vez señaló Eduardo Galeano “Yo solo soy una mendiga del buen fútbol” y qué fortuna presenciar este duelo de titanes.

generodeporteycomunicacion@gmail.com// latribunaesnuestra@gmail.com

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *