Dina González: “En el corazón del Feminismo hay que pintar una pelota”

Por: Florencia González

Dina González es delegada en AFA del Club Atlético Tigre. Además, es profesora de Arte y escultora. Asegura que su sueño es “Contribuir en el crecimiento del fútbol femenino”. 

¿Cómo llegaste a Tigre femenino?

Cuando comenzaron las pruebas de jugadoras, nos  acercamos con unas amigas, para mirar, por amor al deporte, y por la alegría de que volvía el fútbol  femenino  al  club de nuestro barrio. Sabiendo que siempre hay algo para hacer y con ganas de colaborar, después de un tiempo el técnico, Raúl Maiola, me ofreció ser la delegada, no sabía bien de que se trataba, pero acepté sin pensarlo, por el deseo de ser parte de este proyecto.

¿Qué es lo que más te gusta del equipo?

La garra, la sed de victoria que tienen las jugadoras, la buena onda, compromiso del cuerpo técnico y  las personas que colaboramos.

¿Cuáles son tus reglas y condiciones a la hora de trabajar?

Hacer todo con el mayor profesionalismo posible, siempre tratando de aprender, y no dejando nada librado al azar. En todo lo que hago pongo mi mayor esfuerzo.

¿Creés en el feminismo como parte de la lucha en el deporte?

Totalmente. Creo que en el corazón del feminismo hay que pintar una pelota, ya que históricamente el espacio donde la mujer estuvo más relegada fue en el fútbol.

Las que tenemos más de 40 y  jugamos desde chiquitas sufrimos mucho con la discriminación y el preconcepto. Hoy en día, la lucha contra la violencia de género y la despenalización del aborto hizo que millones de mujeres salieran a manifestarse y se vieran multitudes, esto abrió los ojos de la sociedad, y de las mismas mujeres, e hizo que quieran ocupar aquellos lugares que nos eran ajenos, en esta lucha el fútbol femenino es la bandera.

¿Cómo es el día a día con el plantel?

Es un momento ameno, con buena onda, compañerismo, donde  prevalece el deseo de superación.

¿Cuál es tu sueño a nivel profesional?

Mi sueño es trabajar para que el fútbol femenino siga creciendo dentro del Club, llegar a tener divisiones inferiores, escuelitas y sedes. Que ninguna niña se quede con ganas de jugar y aprender.

¿Qué crees que hace falta para que el futbol femenino sea óptimo?

Tiempo.

¿Hay algo que te moleste  de la brecha que existe entre hombres y mujeres que recorren el mundo del fútbol?

Decir que me molesta la brecha económica sería caer en un lugar común, aunque en realidad sí me inquieta el despilfarro de millones, pero no en relación al fútbol femenino.

Comparando las dos ramas del deporte lo que más me aflige es el tema del mensaje que se transmite; en el masculino, los jugadores juegan para “salvarse”, en el camino para llegar se alejan de los estudios, tampoco se capacitan para trabajar. Durante los partidos le faltan el respeto a los referees, hacen ademanes, simulan faltas, ese  mensaje es pésimo para los niños que los idolatran.

En cambio en el fútbol femenino las jugadoras luchan por el orgullo de ser parte de un club y quizás el día de mañana poder vestir la camiseta de la Selección, saben que económicamente no es un negocio, pero no les importa, son conscientes de que tienen que instruirse para el futuro, casi todas estudian o trabajan. Además, durante en partido el juego es mucho menos tramposo y hay más respeto, entre pares y para con los árbitros.

generodeporteycomunicacion@gmail.com///florenciagonzalezanalia@gmail.com

 

 

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *