BIANCA TEDESCO DENUNCIÓ HOSTIGAMIENTO Y ACOSO EN EL ARBITRAJE

La árbitra de la Liga Nacional de básquet, Bianca Tedesco denunció acoso sexual y hostigamiento por parte de compañeros y dirigentes del deporte. «El acoso lo recibí por parte de un árbitro que ocupa un puesto de poder», confirmó. Habitualmente se desempeñaba en el básquet de la Ciudad de Buenos Aires y en algunas categorías nacionales.

Tedesco publicó recientemente en sus redes sociales una carta que explicaba su situación actual con el arbitraje. «Una vez más, el sistema me impulsó a tomar una decisión, pero afortunadamente, esta vez se basa en mis ideales. Y, eso sí, puedo decir que me deja en calma, pero que me destroza el corazón. Me robaron hasta las ganas, se apropiaron de mis sueños al dormir. Tenía pensado un retiro cerca de mis 50 años, por lo menos. Pero para eso era condición sine qua non continuar silenciada, sometida, apagada y viviendo para otros», comenzaba el relato de la jueza de Liga Nacional.

Tedesco denunció recientemente hechos de acoso sexual, hostigamiento y violencia de género dentro del ambiente y la organización del básquet argentino. «Recibí acoso sexual por parte de un hombre que es árbitro de la Liga Nacional, y que también ocupan puestos de poder», contó. «La violencia y el hostigamiento que se vive, es que siempre te hacen creer, todo el tiempo, que vos les debés cosas, siempre estás en un lugar de inferioridad», continuó.

«Se reparten los partidos de manera muy injusta. Es como que para tener partidos tenés que ser amigo, tenés que tener un vínculo sexoafectivo o tener algo así, cuando en realidad lo que lo que tiene que ser es el mérito. Tiene que haber un sistema que evalúe a cada una y a cada uno por sus capacidades y por su rendimiento dentro del campo de juego», explicó la árbitra, que lleva 13 años trabajando para el básquet argentino, pasando por distintas ligas.

«Cuando ellos consideran que hay algo que hacés y a ellos no les gusta, aplican un castigo y te dejan sin partidos o te mandan a dirigir al club más lejos que tenés, y tratan de afectar tu bolsillo. Todo esto son distintos métodos de violencias y abusos que todos y todas tenemos que sufrir dentro del sistema», agregó.
«El hostigamiento y la violencia los recibimos todos y todas. El objetivo de todo esto es que a ninguna compañera, a ninguna piba le vuelva a pasar lo que me pasó a mí. Y que si hay alguna que está en la misma situación, se anime a hablar y que pueda dejar el miedo atrás, porque acá lo que pasa es que hay mucho miedo, miedo de que te saquen el trabajo, miedo que no te designen más partidos, miedo a quedar expuesta, a ser una atorranta, a que te tilden de mentirosa, que nadie te crea, a que esto quede encajonado… Por eso es importante armarse de un buen grupo», detalló Tedesco.

Y explicó además, que en la rama femenina aun no existe un grupo de trabajo que las ampare, tanto como deportistas como juezas. «Faltan años luz para que pueda haber un espacio para nosotras, donde se nos respete y donde podamos pedir por nuestros derechos sin ser castigadas», manifestó.
«Yo obviamente denuncio mi caso, pero sé que hay otros atrás, que hasta sufren problemas en su cuerpo, como lesiones y estrés. Todo esto producto del hostigamiento que se sufre hace años dentro de este sistema», concluyó.

Tedesco efectuó la denuncia pertinente, y la causa la llevan sus abogadas Melisa García y Paula Ojeda, pero ha renunciado a su trabajo como árbitra de básquet, profesión, que, según manifestó en su descargo, fue su fuente principal de ingresos durante años.

La desgarradora carta que escribió la arbitra termina diciendo: «Tengo el corazón desgarrado, los ojos hinchados y la tranquilidad de haberlo dado todo.

Afortunadamente, hoy todo está en manos de la justicia.

– Gracias por leer”.

ts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *