“En el femenino hay que invertir ahora. Con el tiempo se verán los frutos”

Por: Florencia González

Desde Winnipeg, (Canadá) habló con #GDyC Vanessa Martínez Lagunas, la primera DT latina en obtener la Licencia UEFA Pro por medio de la Federación Alemana de Fútbol. Quien además, da su opinión respecto al desarrollo del fútbol femenino en general. Vanessa asegura que la oportunidad de invertir en el fútbol femenino, es ahora. El retorno de inversión en el fútbol femenino es actualmente mucho mejor que en el masculino pues se requiere de una menor cantidad de inversión para obtener resultados significativamente mayores que en el masculino donde el ambiente competitivo ya está muy saturado. Los países que inviertan ahora en el femenino serán los que obtendrán los mayores beneficios y los mejores resultados en los próximos años.

 

Nacida en Toluca, México, Vanessa hace 7 años que radica en el país del norte, donde dirige al plantel femenino de la Universidad de Manitoba. Además, es doctora en Ciencias del Deporte.

 

¿Qué se siente ser la primera DT/coach latinoamericana en obtener la licencia UEFA Pro en Alemania?

 

La Licencia UEFA Pro de la Federación Alemana de Fútbol es muy difícil de obtener, solo se puede entrar si hablas el idioma alemán. Tuve que aprender a hablarlopara poder ingresar. Muchas personas me dijeron que era imposible hacerlo, pero estos comentarios me motivaron aún más para lograrlo. Yo quería obtener esta licencia, la cual es considerada la más alta en el mundo y que te califica para entrenar a selecciones nacionales o equiposprofesionales de hombres o mujeres. Yo quería obtenerla en un país exitoso tanto en el fútbol masculino, como en el femenino, y por ello elegí Alemania, una de las potencias mundiales en ambas categorías.

 

Fue un orgullo indescreptible, porque no es fácil. Además, fue un proceso de diez años. Empecé tomando los cursos de entrenadora en Estados Unidos, lo cual me llevo 5 años y después 5 años más de cursos de entrenadora en Alemania. El ingreso a la licencia UEFA Pro requirió además, varios exámenes de admisión incluyendo exámenes escritos, orales, y prácticos en cancha y tuvo una duración de aproximadamente un año. Britta Carlson, ex-seleccionada nacional de Alemania, fue la otra mujer que cursó el curso conmigo y hoy es la entrenadora asistente de la selección nacional femenil mayor de Alemania. La obtención de la licencia UEFA Pro requirió mucho trabajo, esfuerzo y dedicación.

 

Me motivan los desafios.

¿Recordás cuando fue que comenzaste a incursionar, a interesarte por el mundo del fútbol?

 

Como jugadora fue a los diez años. Gracias a mi hermano Miguel. Él me invitaba a jugar con sus amigos en un parque local, después del colegio. Ellos me motivaron a jugar y me integraron inmediatamente a su grupo de juego. Ca jugar no había equipos o clubes de fútbol para niñas. Así que, en la calle

Como entrenadora, mi pasión comenzó en Texas, cuando me transferí a la Universidad de Texas para seguir jugando al fútbol al más alto nivel posible combinado con mis estudios universitarios. Me interesé por ser entrenadoraporque me llamó mucho la atención la metodología de trabajo de mi entrenador, Chris Petruccelli. Esto despertó en mi la curiosidad de aprender más sobre la bella profesión de DT.

 

 

¿Alguna vez te cuestionaron por tus decisiones, siendo que históricamente el fútbol fue llamado como juego de caballeros y cerrado a un mundo de hombres?

 

Si, especialmente en mis inicios. Algunas personas que pasaban alrededor del parque donde jugaba con mi hermano y sus amigos hacían comentarios no muy agradables. Afortunadamente mis padres siempre me dieron su apoyo y me dijeron que no hiciera caso de esos comentarios. Lo importante era que siguiera con lo que a mí me hiciera feliz.

 

Poco a poco esas personas se dieron cuenta que el género no interesa. El fútbol no solo es un deporte. Es una escuela de vida que te enseña valores y hábitos muy útiles como la disciplina, trabajo en equipo, perseverancia, mentalidad ganadora, etc. Estos valores y hábitos me han ayudado a llegar a donde estoy el día de hoy.

 

¿Cuál es tu visión sobre el fútbol femenino de latinoamérica? ¿Creés que faltan condiciones para que se logre una optimización de la actividad?

 

El fútbol femenino en Latinoamérica tiene un potencial increíble. Las jugadoras latinas en general poseen una gran técnica, creatividad y visión de juego. El área en la que están más atrasadas en forma general es en la parte física y la preparación mental. Hay que trabajar más en eso y enfatizar más disciplina y mejores hábitos de alto rendimiento. Siento también que falta mucho de estructura y apoyo integral por parte de las instituciones. Tienen que invertir aún más en el femenino para crear mejores condiciones de desarrollo para sus futbolistas mujeres.

 

Los países que decidan invertir ahora en el femenino, verán los frutos en los próximos años. Porque es ahora el momento de oportunidad, y no es tan grande la inversión que se tiene que hacer en relación al beneficio que se pueda obtener, porque es un área que todavía es relativamente «virgen». El fútbol masculino ya es muy competitivo y está muy saturado.

 

¿Y en Canadá? ¿Cómo se vive el deporte? y para quienes no saben, ¿cómo se conforman las ligas?

 

En Canadá, el fútbol femenino es más popular que el masculino. La gente conoce a la mayoría de las seleccionadas nacionales pues el equipo femenino ha obtenido excelentes resultados. La selección femenina canadiense ha ganado dos medallas Olímpicas de Bronce (en 2012 y 2016) y actualmente ocupa el lugar #8 en el ranking mundial de la FIFA. Las niñas acá comienzan a jugar desde los tres, o cuatro años y es el deporte más popular para las niñas y mujeres aquí en el país. Hay una buena infraestructura incluyendo un buen programa de identificación de talentos y varias ligas infantiles, juveniles y de categoría libre en cada provincia, además existe la liga universitaria U SPORTS, que es equivalente a la NCAA de Estados Unidos. Aun no existe una liga profesional femenil pero se espera que se inicie en los próximos años.

 

En Argentina en particular, el fútbol femenino es «profesional» desde hace un año y medio aproximadamente, pero se cree que todavía faltan recursos para poder gozar con totalidad de ese derecho ¿Qué opinión te merece al respecto?

 

Es importante ese primer paso de haber comenzado la liga, de ahí hay que ir mejorando las condiciones. Para que los clubes puedan ofrecer un buen producto de fútbol femenino para los espectadores, claramente tienen que invertir primero ofreciendo mejores salarios a las jugadoras, mejores instalaciones, mejores horarios de entrenamiento, y acceso a cuerpos técnicos y de apoyo de calidad.

 

Exhorto a quienes tienen el poder de decisión a que apoyen a sus equipos femeniles aún más. Recuerden que las mujeres conforman por lo menos el otro 50% de la población. Muy pronto el futbol femenino va a ser muy redituable y autosuficiente. Sería ideal que en el futuro, un niño y una niña tengan las mismas oportunidades.

 

¿Creés en los movimientos feministas y la lucha por la igualdad en el deporte?

 

Sí, y en que hombres y mujeres en el futuro tengamos las mismas posibilidades. Que se otorguen esas oportunidades debido a su calidad y capacidad, y no a su género. Ojalá que se acorte esa brecha de desigualdad que existe entre hombres y mujeres. Por ejemplo, es muy común ver DTs hombres que entrenen mujeres. En cambio, que una mujer entrene a hombres, aún no es socialmente del todo aceptado.

 

¿Cuáles son las palabras que te definen al momento de trabajar?

 

Cinco palabras, que considero mis valores personales primordiales: Pasión, desarrollo, trabajo en equipo, e Integridad. Sumando estas cuatro, resulta la excelencia. Y me gusta ser excelente en todo lo que hago. En todos los aspectos de mi vida.

 

¿Cuál creés que fue el partido que mejor rendimiento tuvieron las jugadoras que dirigís?

 

El primero, uno de los más importantes, fue cuando vencimos en la liguilla al equipo que estaba en primer lugar, en la tabla de nuestra conferencia. Eso fue en el 2016. Ganamos 1 a 0 en su casa, fue contra la Universidad de Calgary. Empezamos a ganar más respeto y prestigio a nivel nacional, y más confianza como equipo.

 

Por otro lado, en 2017 fuimos sede del Campeonato Nacional de Universidades Canadienses
(U SPORTS), y nuestro programa nunca había estado en el Campeonato Nacional. Durante el torneo, ganamos nuestro primer partido a nivel nacional venciendo 5 a 1 a la Universidad de Guelph, que calificaron al torneo como el equipo campeón de la conferencia de Ontario. Nosotros calificamos como equipo sede. Fue un resultado histórico.

 

¿Hace cuánto estás en Canadá y en el equipo de la Universidad de Manitoba?

 

Llegué en agosto del 2013 y ya llevo siete años. Desde que llegué trabajo en la Universidad de Manitoba.

 

¿Qué pensás acerca de la difusión y lugar en los medios de comunicación que se les da a los deportes femeninos y al fútbol en particular?

 

Siento que todavía falta mucha más promoción de los deportes femeninos y el fútbol en particular en los medios más grandes, tanto internacionales como nacionales. Estos medios aún están completamente inclinados a reportar solo sobre deportes masculinos y los espacios para el deporte de mujeres son mínimos. Estoy feliz de que haya más plataformas como la de GDyC, para promover las historias y los logros de niñas y mujeres en el deporte.

 

 

 

¿Cuál es tu sueño profesional y cómo te ves en el corto y largo plazo en lo deportivo y personal?

 

A corto plazo me veo continuando con mi trabajo en la Universidad de Manitoba, me gustaría lograr que nuestro equipo sea campeón de conferencia y después campeón nacional. A largo plazo, mi sueño es poder entrenar a una selección nacional o a un equipo profesional.

A nivel personal,  dentro de poco mi esposo y yo recibiremos a nuestro primer hijo. Estamos muy felices y emocionados. Me gustaría mostrar también que es posible para las mujeres tener una familia y al mismo tiempo estar involucradas en el deporte, específicamente en la profesión de DT.

 

Fuiste galardonada este año con el Premio Mujer Tec de México, que distingue a mujeres destacadas en diversos ámbitos. ¿Te sentís una líder?

 

Fue un gran honor. La verdad no pensé tener esa distinción. El reconocimiento a mi trayectoria por medio de este premio fue un momento muy especial. Podría decir que sí me considero una mujer líder, porque como entrenadora debo tener buenas habilidades de liderazgo. Favorezco un liderazgo de tipo colaborativo pues me encanta el trabajo en equipo y me gusta crear ambientes en que las personas a mi alrededor se sientan libres y motivadas de poner en práctica sus talentos y fortalezas en pro de un objetivo común.

 

¿Recibiste alguna vez algún comentario machista o te sentiste excluída de un grupo por ser mujer y jugar al fútbol?

 

Sí hubo varias ocasiones. Recuerdo los momentos de mis inicios, jugando en los parques. Pero nunca me importó porque seguí lo que yo sentía. Definitivamente tuve alguna de esas experiencias.

 

¿Cómo fue tu paso por la Selección de México? ¿Qué recuerdos te llevas?

 

Fui pionera en la selección de México durante el periodode 1999 al 2004.

 

Fue un sueño convertido en realidad. Estuve cinco años. Cuando era pequeña, les dije a mis papás que algún día iba a jugar en la Selección de México. Mis padres me dijeron «Pero ¿cómo, si no hay selección?”, yo respondía “va a haber una algún día y yo jugare ahí”. Finalmente sucedió.

 

La primera vez que fui convocada a la Selección, se dio por una oportunidad de prueba que se dio en Toluca, mi ciudad natal, cuando tenía 17 años.

 

El recuerdo más bonito que tengo, es el de escuchar el himno nacional de México antes de cada partido, cuando se te pone la piel de gallina. Es un gran orgullo y privilegio poder representar a tu país.

 

En cuanto a lo internacional, participé como jugadora con la Selección Nacional Mayor en la Copa Australia 2003, y en la Universiada Mundial de Beijing 2001 con la Selección Nacional Universitaria.

 

En el 2019 tuve la oportunidad de ser entrenadora asistente en la Selección Nacional Universitaria de México, que participó en la Universiada Mundial de Nápoles 2019 en Italia.

 

 

¿De qué se trata tu trabajo en AMFUT?

 

Soy una de las fundadoras de la Asociación de Mujeres en el Fútbol (AMFUT) junto con Teresa Hernández y mi hermana Kristel Martínez Lagunas. El objetivo principal de AMFUT es el de crear una plataforma en la que mujeres con diversos roles en el fútbol puedan unirse, colaborar y apoyarse unas a otras incluyendo jugadoras, árbitras, administradoras, comunicadoras, madres en el fútbol, etc. AMFUT es una ONG sin fines de lucro,  donde buscamos promover programas de empoderamiento, apoyo, e inspiración para niñas y mujeres. Másinformación sobre AMFUT se puede encontrar en nuestro sitio de internet www.amfut.org y en nuestras redes sociales @amfut_org en Instagram, Twitter y Facebook.

 

Resumen del perfil de Vanessa Martínez Lagunas.

 

Vanessa ha tenido experiencia como experta técnica de FIFA, UEFA, y CONCACAF que la ha llevado a todos los continentes y a más de 40 países.

 

Además de la licencia Pro de la UEFA por medio de la Federación Alemana de Fútbol, Vanessa cuenta con un Doctorado en Ciencias del Deporte de la Universidad de Leipzig en Alemania.

 

 

Es ex seleccionada nacional de México y fue entrenadora asistente de la Selección Nacional Universitaria Femenina de México que participó en la Universiada Mundial Nápoles 2019.

 

Para conocer más sobre Vanessa Martínez Lagunas, pueden seguirla en sus redes:

 

Instagram: https://www.instagram.com/vanemartinezlag/

Twitter: https://twitter.com/vanemartinezlag

Facebook: https://www.facebook.com/VMLcoach

 

generodeporteycomunicacion@gmail.com//florenciagonzalezanalia@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Twitter
Instagram
YouTube